Iniciativas para la construcción de un África sostenible

El desarrollo sostenible es uno de los aspectos más relevantes de las propuestas políticas, y la primera de las siete aspiraciones de la Agenda 2063 de la Unión Africana, con la cual pretende alcanzar la prosperidad y el bienestar de todos los ciudadanos. Iniciativas tanto públicas como privadas se han impulsado en diferentes países para fomentar el sector, que provee de las infraestructuras básicas y genera el contexto físico donde tienen lugar las interacciones sociales.

Construcción con bloques de tierra comprimida. Crédito: BC ARCHITECTS & STUDIES

El sector de la construcción está profundamente ligado al desarrollo de un país, tanto por la inversión económica que implica como por la creación de infraestructuras. Se estima que genera entre 5 y 10% del empleo nacional, y entre 5 y 15% del PIB. Su finalidad es proveer de servicios como vivienda, movilidad, agua o saneamiento para dar respuesta a las necesidades de la comunidad. 

El concepto de desarrollo en numerosas ocasiones aparece asociado al de sostenibilidad, esto es, desarrollo sostenible. Se trata del modelo de progreso que mantiene el equilibrio entre crecimiento económico, bienestar social y cuidado del medioambiente.  La relevancia de este modelo en las iniciativas para mejorar la calidad de vida en el continente africano se refleja en la primera de las siete aspiraciones de la Agenda 2063Un África próspera basada en el crecimiento inclusivo y el desarrollo sostenible.

La construcción, uno de los sectores clave para el desarrollo de un país,  tiene sin embargo un impacto negativo en el consumo de recursos y la emisión de gases de efecto invernadero. Se estima que  40% de la energía que se consume a nivel global y aproximadamente 30% de las emisiones de gases están ligadas a este sector, además de la cantidad de desechos que genera y los recursos naturales que consume. Un uso adecuado y el diseño sostenible pueden reducir significativamente su impacto.

Con las perspectivas de crecimiento urbano del continente africano, las necesidades de urbanización y construcción son inmediatas. Poner el foco en la dirección correcta puede favorecer que se haga además desde un modelo sostenible. En algunos casos, estas formas pasan por recuperar algunas técnicas de construcción tradicionales, que en la carrera por el progreso muchas veces se han dejado de lado e incluso menospreciado. No deben olvidarse las oportunidades que el desarrollo tecnológico puede proporcionar en este ámbito gracias a un mejor control de los procesos constructivos, así como de energías verdes.

Para hacer del desarrollo sostenible una realidad, es necesario implicar a instituciones y empresas, tanto locales como internacionales, que puedan financiar los proyectos, así como fomentar la investigación en este ámbito. Uno de los pilares de un país es su educación; en este sentido, la universidad tiene un papel fundamental en la formación de futuros profesionales concienciados y comprometidos con la sostenibilidad.

Entre los centros más avanzados en este aspecto se encuentra Uganda Martyrs University. El departamento de arquitectura y planeamiento, que pertenece a la Faculty of Built Environment, está comprometido con la promoción de prácticas de edificación y construcción sostenibles, en las cuales basa su modelo de enseñanza. Sin dejar de lado el contexto histórico y cultural, los estudiantes trabajan para dar respuestas a las necesidades humanas en diferentes ámbitos.

https://liveprojectsnetwork.org/wp-content/uploads/2017/02/2.jpg
Proyecto Let’s Build!

Dentro del propio campus, se generó en 2016 el proyecto Let’s Build!, que consistía en la construcción de un pequeño kiosco de comida con las condiciones energéticas y de funcionalidad adecuadas, a partir del uso de técnicas constructivas tradicionales y materiales locales como la tierra.

Otra iniciativa nacida en el ámbito universitario es la de la Universidad de Lagos, en Nigeria, que fundó en 2013 el Centre for Housing and Sustainable Development, con el objetivo de facilitar el encuentro entre investigadores de diferentes países africanos en cuestiones urbanas y habitabilidad de las ciudades. Trata de dar respuesta a los múltiples retos que el crecimiento demográfico presenta. La African Research Universities Alliance (ARUA), que coordina la investigación en trece universidades africanas para buscar soluciones a los problemas urbanos más críticos del continente, la reconoció como centro de excelencia en urbanización y ciudades habitables por la relevancia de su actividad.

A partir de un programa gubernamental, en Namibia se construyó en 2004 la sede del centro de investigación en vivienda y desarrollo urbano sostenible, Habitat Research and Development Centre. La propia edificación se planteó como modelo educativo en el uso de materiales locales, diseño tradicional y técnicas de construcción sostenibles, a precios asequibles. Para su localización, en lugar de una zona céntrica y más atractiva de la ciudad, se eligió un área de infravivienda, con la intención de enseñar y acercar estos métodos constructivos a la población más vulnerable y así facilitar su réplica.

http://media.withtank.com/d1122f533f/02.jpg
Habitat Research and Development Centre Windhoek, Namibia

Este proceso de transformación de la construcción, en Kenia, está liderado por una organización independiente sin ánimo de lucro. Kenya Green Building Society establece un marco de acción en tres vías: promoción de la sostenibilidad y asistencia a gobiernos en legislación y adopción de medidas, reconocimiento y certificación de edificios sostenibles y, por último, formación a través de encuentros y talleres. Esta organización forma parte del World Green Building Council, una red internacional de organizaciones que promueve la transformación del entorno construido para hacerlo más saludable y sostenible. También forman parte de ella Camerún, Egipto, Ghana, Marruecos, Namibia, Sudáfrica, Tanzania y Zambia.

Estas son algunas instituciones que están trabajando en la construcción de un futuro sostenible para el continente africano. También existen iniciativas de carácter privado, muchas de ellas de empresas con sede en países fuera del continente, ligadas al ámbito de la cooperación o programas de desarrollo impulsan el desarrollo sostenible mediante la financiación de proyectos. Pero para lograr la transformación real del modelo es fundamental la implicación de instituciones locales y que la sostenibilidad forme parte de la agenda política. Al mismo tiempo, encontrarlo en la programación educativa inspira un futuro liderado por agentes del cambio educados en el propio continente, con el conocimiento y la implicación que ello supone.

Referencias bibliográficas 

Elena Brunete Pietx

Soy Arquitecta especializada en Habitabilidad Básica y Cooperación para el Desarrollo de Asentamientos Humanos Precarios, he participado en proyectos en India y Líbano. También soy profesora de secundaria, me interesa mucho la educación por su poder como herramienta de empoderamiento y motor de cambio. Actualmente en Madrid, doy clases, colaboro en un estudio de arquitectura y puntualmente participo en proyectos diversos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

De Bamako a Tombuctú: un viaje musical por Mali

Dom Ene 17 , 2021
Pocas veces oímos hablar de Mali en Europa y, cuando lo hacemos, suele ser en relación con la inseguridad y la inestabilidad política que azotan el país desde hace años. Lo que no suele ser tan común es mirar Mali desde una perspectiva distinta: a través de su música. Cuando hablamos de “música maliense” no hacemos referencia a ningún estilo en específico, sino, simplemente, a las obras de los músicos ligados a este país.

Puede que te guste