El papel de la Unión Africana en la lucha contra el COVID-19

La estrategia llevada a cabo por la Unión Africana (UA) y su rápida actuación han permitido mantener controlada la crisis sanitaria en el continente, y han mostrado unas cifras que han sorprendido a la comunidad internacional. A pesar de contar con unas estructuras debilitadas y una mayor escasez de recursos sanitarios en comparación con los países de occidente, África registra un número relativamente reducido de casos positivos y un porcentaje de fallecimientos que corresponde, aproximadamente, a la mitad del registrado en el continente europeo.

Foto de Martin Sanchez. Recuperado de: Unsplash.

El 14 de febrero de 2020, el SARS-CoV-2, más conocido como Covid-19, llegó al noreste del continente africano a través de Egipto. Unas semanas más tarde, el 28 de febrero, se confirmó el primer positivo en el África subsahariana y, a su vez, mostró la rápida expansión del virus en el continente. Poco a poco, fue expandiéndose al resto de los países hasta llegar a la última resistencia, el Reino de Lesoto, la cual registró su primer caso en el mes de mayo. 

Actualmente, en el continente existen 2 728 602 casos positivos, un total de personas recuperadas que asciende a 2 280 488 y, aproximadamente, un 1,28 % de fallecimientos a causa de la enfermedad. La baja tasa de fallecimientos ha causado impresión en el resto del mundo, sobre todo en el continente europeo, donde el porcentaje de fallecidos por Covid-19 asciende al 2,20 %.

Gráfico 1: Situación del Covid-19 en África. Estos datos han sido publicados por el Africa Centre for Disease Control and Prevention (Africa CDC y muestran las actualizaciones más recientes hasta el día de hoy (01.01.20). No obstante, puede que en la fecha de publicación de este artículo los datos mostrados se encuentren incompletos debido a la continua evolución de la enfermedad. Recuperado de: figura propia.

Gráfico 2: Porcentaje de fallecimientos (%). Estos datos han sido publicados por el Africa Centre for Disease Control and Prevention (en español, África CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y muestran las actualizaciones más recientes hasta el día de hoy (01.01.21). No obstante, puede que en la fecha de publicación de este artículo los datos mostrados se encuentren incompletos debido a la continua evolución de la enfermedad. Recuperado de: figura propia.

La realidad es que en África el Covid-19 ha seguido un camino totalmente diferente al resto de continentes. En febrero de 2020, con la presencia del primer contagio, se dudaba de la capacidad del continente africano para hacer frente a la enfermedad. Ya sea por sus debilitadas infraestructuras o por su escasez de recursos sanitarios en comparación con los países de occidente, se asentó una creencia general pesimista – incluso se podría decir que llena de prejuicios – en referencia a la evolución de la pandemia en suelo africano. Sin embargo, para sorpresa de todos, el continente ha registrado un número relativamente reducido de casos positivos y un porcentaje de fallecimientos que corresponde, aproximadamente, a la mitad del registrado en el continente europeo.

En un intento por explicar la baja tasa de mortalidad de la enfermad encontramos varias teorías. La edad, de entre todas ellas, es uno de los factores más importantes a tener en cuenta por ser el factor de riesgo más alto, asegura Tom Bromfield – director regional del Instituto Tony Blair para el Cambio Global– en una entrevista para el diario BBC News. Lo cierto es que África es el continente con la media de edad más joven del mundo, de unos 18 años, en comparación con los 42 de media de la población europea, y es, sin duda, un factor que juega a su favor en la lucha contra la pandemia. No obstante, no se puede menospreciar el papel representado por la UA que, junto con estos factores demográficos, ha hecho posibles los sorprendentes resultados obtenidos desde la llegada de la enfermedad al territorio africano.

La estrategia aplicada por la UA se puede definir en cuatro pilares fundamentales: La llamada Africa Joint Continental Strategy for Covid-19 Outbreak,establecida por la Unión en colaboración con the Africa Centres for Disease Control and Prevention (en español, África CDC); el Partnership to Accelerate Covid-19 Testing (PACT), incentivado por la Asamblea de la UA; la creación del Área Continental de Libre Comercio (AfCFTA) y el papel del  Parlamento Panafricano reuniendo a los diferentes comités regionales con el objetivo de analizar el impacto de la pandemia.

 Figura 1: El papel de la Unión Africana (UA) y sus respectivos órganos en la lucha contra el Covid-19.

La Africa Joint Continental Strategy for Covid-19 Outbreak es una estrategia promovida por la UA en colaboración con la Comisión de la Unión, que recibió luz verde el pasado 26 de marzo. Esta cuenta con dos objetivos principales: Coordinar los esfuerzos de los Estados Miembros, las agencias de la Unión, la Organización Mundial de la Salud, así como otros socios influyentes, para asegurar sinergia en las operaciones y minimizar su duplicidad; y promover la práctica de la salud pública basada en la evidencia cuantitativa para la realización de funciones como la vigilancia, la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el control del Covid-19. En cuanto a su implementación, esta labor ha sido especialmente asignada a la unidad operacional Africa Task Force for Coronavirus (AFTCOR).

Asimismo, el pasado mes de diciembre, los África CDC y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) se unieron para formar un proyecto conjunto con vigencia de unos 4 años que actuará bajo el paraguas de la Unión Europea. El proyecto EU for health security in Africa: ECDC for Africa CDC servirá para afianzar los lazos y la cooperación a nivel UA-UE en tiempos en los que la unión ha mostrado ser el mejor aliado posible. La iniciativa reforzará la capacidad de los África CDC para responder a posibles obstáculos y amenazas presentes en la sanidad pública del continente.

«Estamos en esto juntos – y vamos a superarlo en conjunto.»

Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres

Por otro lado, con el objetivo de facilitar la implementación de la estrategia Africa Joint Continental Strategy for Covid-19 Outbreak, la Asamblea de la Unión junto con los África CDC han creado una asociación conocida como Partnership to Accelerate COVID-19 Testing (PACT): Trace, Test & Track (CDC-T3). Su objetivo principal es mejorar la capacidad y la efectividad del testeo de Covid-19 en el continente, sobre todo en aquellos países que cuentan con una capacidad más limitada. El objetivo a largo plazo es asegurarse de que, en los próximos 6 meses, se haya realizado la prueba de detección de Covid-19 al menos a 10 millones de africanos. A corto plazo, esta iniciativa espera posibilitar la realización de 1 millón de pruebas en un plazo de 10 semanas.

Asimismo, recientemente se ha puesto en marcha un evento sin antecedentes en la historia del continente: la entrada en vigor de un Área Continental Africana de Libre Comercio (AfCFTA) Zona de Libre Comercio Continental. Tras la firma del Tratado de Libre Comercio Africanoentre los Estados miembros de la Unión que tuvo lugar el 30 de mayo de 2019, el acuerdo estableció la mayor área de libre comercio del mundo en número de países participantes desde la fundación de la Organización Mundial del Comercio; “un área que pretende transformar «la suerte económica«del continente”, asegura el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, y actual líder de la Unión Africana, exprimir su potencial empresarial y prepararlo para futuros retos como el cambio climático. Este espacio se presenta, además, como una oportunidad única para coordinar y reforzar la respuesta a la actual crisis sanitaria, incrementar el comercio intraafricano y posibilitar una mejor distribución del material sanitario al resto de países.

Finalmente, el cuarto pilar de la estrategia impulsada por la UA resalta el papel desempeñado por el Parlamento Panafricano. Este ha actuado como intermediario reuniendo los presidentes de los comités regionales en varias ocasiones para evaluar el impacto de la pandemia en el continente, adaptar la nueva agenda y promover la cooperación entre los 55 países miembros.

No obstante, África necesita una financiación económica de aproximadamente 12 billones de dólares para implementar suestrategia de vacunación contra el Covid-19. Dicha financiación se espera obtener de cuatro fuentes principales: la llamadaIniciativa COVAX, el Banco Mundial, donantes directos y el Banco Africano de Importación y Exportación, el cual se ha comprometido a donar hasta 5 billones de dólares. 

Aunque el continente parece estar haciendo un buen trabajo, aún queda un largo camino por delante para poner fin a esta crisis. Consiste en una lucha que precisa de la colaboración de la UA a varios niveles con sus Estados miembros y, a nivel internacional, con organizaciones e instituciones como la Unión Europea o la Organización Mundial de la Salud. No obstante, pese al largo camino por recorrer, la Unión Africana ha demostrado una gran capacidad de actuación frente a la crisis. Mediante la puesta en marcha de una estrategia aplicada a distintos niveles organizativos dentro del continente y una mayor cooperación entre sus estados miembros, ha logrado mantener un número de contagios y fallecimientos que, a día de hoy, sigue sorprendiendo a la comunidad internacional.

Referencias Bibliográficas

Virginia Mateo Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

AfCFTA: La Unión de Libre Mercado Africana

Jue Feb 25 , 2021
Solo en este primer mes de 2021, el mundo ha experimentado eventos que marcarán el futuro de las relaciones internacionales, la política exterior, la acción climática o la cooperación transfronteriza en los años por venir. Desde la salida de Reino Unido de la Unión Europea hasta la inauguración del nuevo presidente estadounidense Joe Biden, los medios de todo el globo se han centrado en cubrir las noticias más trascendentales en el escenario mundial. Sin embargo, un hecho que probablemente pueda llegar a ser determinante para el progreso de la sociedad global no ha tenido tanta cobertura. Hablamos del AfCFTA, el Área Continental Africana de Libre Comercio, que entró oficialmente en vigor el mismo 1 de enero de 2021.