Afrofuturismo: tecnología, identidad y narrativas alternativas

El afrofuturismo se ha establecido como una corriente cultural al alza, pero detrás de una estética futurista y distópica se encuentra un movimiento que propone una narrativa alternativa que permita superar tópicos y mitos sobre las comunidades africanas.

Forma parte de la naturaleza humana darle un sentido al mundo que la rodea, por ello, los seres humanos han imaginado y creado historias para explicar su existencia. De la misma manera, todas las comunidades han imaginado su futuro con mitos y relatos especulativos, fantásticos e increíbles. A través de estas narraciones han expresado, incluso, su propia identidad como comunidad. En este sentido, la diáspora africana ha dado forma a expresiones artísticas propias, muchas de ellas incluidas dentro de una misma corriente que hoy conocemos como afrofuturismo.

La narrativa de ficción negra y la llegada del afroculturismo

La narrativa de ficción especulativa negra surge en el periodo de entreguerras, al igual que sucede con otras vanguardias culturales. Julia Rodríguez señala al autor sudafricano Thomas Mofolo como el punto de inicio de esta narrativa ficcional negra en el continente, mientras que en Estados Unidos identifica obras aisladas a finales del siglo XIX. Es en el campo literario donde se desarrollan y comienzan a aparecer las primeras muestras del afrofuturismo. De acuerdo con Ferrán Esteve, a nivel literario, el movimiento se inicia tras la Segunda Guerra Mundial para explotar de manera definitiva en las décadas de 1960 y 1970 de la mano de autoras como Jewelle Gomez, Octavia Butler o Samuel Delany.

De las letras, el movimiento saltaría a otras formas de expresión artística y cultural como la música, el cine o la fotografía, permitiendo su expansión y difusión. Cabe señalar que estas décadas son, además, un momento clave en el cambio de perspectiva cultural de las comunidades negras, tanto en el continente como en la diáspora. Las décadas de 1960 y 1970 son las de las independencias de las antiguas colonias africanas y la configuración de los nuevos estados, de las luchas por los derechos civiles y del auge de los movimientos panafricanistas. Este contexto suponía un nuevo escenario político en el que poder imaginar el futuro de las comunidades africanas, tanto en el continente como aquellas de la diáspora, especialmente, la estadounidense.

Así, el afrofuturismo puede considerarse un movimiento propio de la diáspora en Estados Unidos, pues sus historias se centran en los eventos, las culturas y las cosmologías africanas de la diáspora. Según Julia Rodríguez, las producciones africanas se enfocan hacia el futuro tecnológico, mientras que las obras afroamericanas, en palabras de la autora, “exponen el trauma colectivo de la esclavitud y la segregación”.

Tecnología, ciencia ficción e historia para una narrativa alternativa

En un sentido académico, el término “afrofuturismo” fue acuñado por el crítico cultural Marc Dery en 1993 para definir la “ficción especulativa que trata temas afroamericanos y aborda las preocupaciones afroamericanas en el contexto de la tecnocultura del siglo XX”.

Como propuesta, el afrofuturismo combina elementos de ciencia ficción, ficción histórica, realismo mágico y afrocentrismo. Con ello, se aleja de la ciencia ficción tradicional y de las corrientes de cyberpunk, mayoritariamente anglocentristas y blancas, al tiempo que toma elementos propios de los movimientos futuristas como los viajes interplanetarios o las modificaciones del cuerpo humano a través de prótesis. Para el portal Afrika is Woke, el afrofuturismo constituye una vía para que los imaginarios africanos y afrodescendientes puedan ser reexaminados y, de esta forma, ofrecer estrategias narrativas alternativas a las narrativas occidentales que permitan superar los tópicos asociados a la pobreza, la guerra o la segregación.

Muestra de modificaciones del cuerpo humano a través de prótesis, elemento del movimiento afrofuturista. Autor: Fanuel Leul. Fuente: Wikimedia Commons

Es por esta razón, por la voluntad de reflejo identitario, por la que el movimiento es cambiante y se encuentra en constante evolución tal y como apunta Ferrán Esteve. En la misma línea, Shodona Kettle expone que este movimiento estético trata de “capturar la experiencia afrodiaspórica reimaginando o recreando el pasado y reinventando el futuro”. Además, Ytasha Womack identifica otra función, la de desmontar el mito de las diferencias biológicas de la raza, argumento esgrimido por los colonizadores europeos o los esclavistas estadounidenses para justificar los procesos de colonización y esclavitud de las comunidades negras.

Sun Ra: el legado de un ser de otro planeta

Autoproclamado un ser no terrestre, Sun Ra (nacido como Herman Sonny Bloun) fue capaz de integrar en su obra elementos diversos que incluyen desde la inspiración en el Antiguo Egipto y su estética a naves espaciales, viajes interplanetarios y venidas mesiánicas a la Tierra presentándose como “el destino alternativo”.

Según el crítico de jazz, Jezz Nelson, Ra fue “un genio musical, un pionero del negocio de la música y un filósofo moral”, además de “un ángel”. Es por ello por lo que está considerado en la actualidad como uno de los padres del afrofuturismo y su legado está todavía presente. La Arkestra (la banda que creó a mediados de los 50) sigue en activo y muchos elementos de su obra son rastreables en otros estilos musicales como el house, la música electrónica y el hiphop y en artistas o grupos de la talla de Afrika Bambaataa, Public Enemy, Janelle Monáe o Erykah Badu, como señala Esteve. Incluso, su figura supera los límites de la comunidad negra y la afrodescendencia para inspirar a nivel estético a personajes como Lady Gaga.

Sun Ra Arkestra. Fuente: Flickr

Octavia Butler: una pionera en un mundo de hombres blancos

Sin embargo, el afrofuturismo abarca multitud de expresiones artísticas y culturales que van desde la música hasta la pintura y la literatura. Es precisamente a través de la lectura donde nos topamos con otra de las caras visibles y más reconocidas de esta tendencia. Si Sun Ra abrió el camino del afrofuturismo a nivel musical, Octavia Butler lo consagró a nivel literario.

A la “Madre de la ciencia ficción” y “Madrina del afrofuturismo”, como la define Kettle, no solo se la reconoce como una de las voces más brillantes de la ciencia ficción del último cuarto del siglo XX, sino que, además, allanó el camino para que muchas mujeres negras se sumergieran en el movimiento como una forma de empoderamiento creativo. Para Marcia Davis, Butler fue “una mujer afroamericana que reclamaba su espacio en un universo literario dominado por hombres blancos”.

Octavia Butler es el espejo en el que se miran hoy muchas autoras cuya condición, como bien apunta Julia Rodríguez, también ha permitido al afrofuturismo explorar nuevas problemáticas como la clase o el género.

La escritora Octavia Butler firmando una copia de Fledgling. Año 2005. Fotografía: Nikolas Coukouma. Fuente: Wikimedia Commons

Afrofuturismo comercial: el fenómeno Black Panther

Gracias a la recuperación y exposición de estas autoras sumada al surgimiento de otras nuevas, el afrofuturismo ha experimentado en los últimos años una tendencia al alza ejemplificada en el éxito de la película Black Panther (2018) como señala Gloria Rey. Sin ignorar que se trata de un producto de Hollywood y que ofrece una visión dulcificada y comercial del movimiento, una de las virtudes que se le atribuyen a la cinta es la de colocar a superhéroes negros en situaciones y espacios que tradicionalmente han correspondido en exclusiva al superhéroe blanco.

Al mismo tiempo, estos nuevos héroes también han servido como un medio para la asimilación o inclusión de la diáspora negra en la sociedad occidental, a través de representaciones incluidas en la cultura occidental, pero no redefinidas y limitadas solo al carácter estético propio del afrofuturismo. Este proceso, a su vez, ha provocado que muchas autoras y autores renieguen del término y lo critiquen abiertamente, como es el caso de la escritora francocamerunesa Léonora Miano, en declaraciones recogidas por Yann Lagarde.

Por tanto, como movimiento cultural y estético, el afrofuturismo ha sido relevante para redefinir la identidad y la estética de una parte de la diáspora africana, especialmente aquella afincada en los Estados Unidos. Hoy en día, el movimiento sigue estando vigente y ha conseguido insertarse en las dinámicas del mercado. Aun así, y a riesgo de perder parte de su esencia, las obras afrofuturistas tienen una visibilidad que no había alcanzado antes, pues sus historias pueden ser leídas e interpretadas desde las nuevas posturas antirracistas y afrofeministas, y contribuir así a desmontar mitos y prejuicios que todavía perduran.

Artículo editado por Paula Sancho.

Referencias:

AFRIKAISWOKE (2021). “Afrofuturism’s Black Superheroes & The Black Diaspora”, 2 de octubre. Disponible en: https://www.afrikaiswoke.com/afrofuturism-black-alienation/

DAVIS, Marcia (2006). “Octavia Butler, A Lonely, Bright Star Of the Sci-Fi Universe”, The Washington Post, 28 de febrero. Disponible en: https://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2006/02/27/AR2006022701585_pf.html

ESTEVE, Ferrán (2016). “Afrofuturismo, ciencia ficción e identidad africana”, Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, 22 marzo. Disponible en: https://lab.cccb.org/es/afrofuturismo-ciencia-ficcion-e-identidad-africana/

KETTLE, Shodona (2020). “Black to the future: Afrofuturism and Black Subjectivity”, Impakter, 29 de julio. Disponible en: https://impakter.com/black-to-the-future-afrofuturism-and-black-subjectivity/

LAGARDE, Yann (2019). “L’afrofuturisme, une esthétique de l’émancipation”, France Culture, 6 de septiembre. Disponible en: https://www.franceculture.fr/design/lafrofuturisme-une-esthetique-de-lemancipation

NELSON, Jezz (2014). “Sun Ra: jazz’s interstellar voyager”, The Guardian, 15 de junio. Disponible en: https://www.theguardian.com/music/2014/jun/15/sun-ra-jazz-interstellar-voyager

REY, Gloria (2021). “El afrofuturismo, una tendencia en plena alza”, El Tiempo, 6 de septiembre. Disponible: https://www.eltiempo.com/vida/tendencias/que-es-el-afrofuturismo-y-por-que-esta-tendencia-esta-en-ascenso-615847

RODRÍGUEZ, Julia (2021). Introducción al movimiento afrofuturista. Tesis. Universidad de Jaén. Disponible en: http://tauja.ujaen.es/bitstream/10953.1/15242/1/TFT%20Julia%20Rodriguez%20Introduccion%20al%20movimiento%20afrofuturista.pdf

Jesús Romero Cote

Periodista especializado en Relaciones Internacionales y Política Internacional. Con el foco en África.

Un comentario en «Afrofuturismo: tecnología, identidad y narrativas alternativas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Todo lo que brilla son diamantes: el crecimiento económico de Botsuana

Mar Feb 1 , 2022
Después de ganar la independencia en 1966 de los británicos, Botsuana solo tuvo 12 kilómetros de carretera pavimentada, 22 graduados de la universidad y 100 personas graduadas de la escuela secundaria (Acemoglu et al., 2003).  En ese mismo año alcanzó un PIB (Producto Interno Bruto) per cápita de $663 y tuvo […]