1

Rebeca Herer, una chica de 14 años, forma parte de For a Better Future, un grupo de jóvenes que se autoorganizan para crear manualidades como marcadores de página o pulseras, venderlas en sus barrios y enviar el beneficio a un orfanato en Uganda. Rebeca nos habla de cómo surgió la iniciativa, de cuál es la narrativa sobre el continente en las escuelas, de lo que cree que debería cambiar en el actual sistema educativo eurocéntrico y, sobre todo, de lo importante que es el emprendimiento social juvenil.

Desde el estallido de la Revolución libia en 2011, el país ha vivido en una situación de agitación causada por la coexistencia de diferentes actores con perspectivas de futuro contrastantes. En los últimos años han sido numerosos los esfuerzos diplomáticos que han intentado poner fin a la problemática del país. Sin embargo, ninguno ha tenido una influencia tan decisiva como la que se obtuvo el pasado 23 de octubre con la firma del alto el fuego permanente mediado por la ONU. Este acuerdo debería fortalecer el plan de paz propuesto por la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas (UNSMIL) y alentar la adopción del embargo de armas adoptado por el Consejo de Seguridad.

El presente ensayo reflexiona acerca de la narrativa mediática respecto a la región norteafricana, en especial tras las revueltas de la Primavera Árabe. Su principal hipótesis es que la actual narrativa de Túnez en España respecto al éxito de estas revueltas no permite apreciar los avances que ha hecho el país en materia democrática y por lo tanto, es una visión inherentemente pesimista cara al futuro.

1

La división de África en la Conferencia de Berlín es un mito. África ya estaba dividida en territorios que se correspondían con características geográficas distintas y que consistían en una enorme variedad de sociedades, culturas y lazos étnicos y nacionales. Las características geográficas de las que hablamos incluían cordilleras, ríos y las rutas que estos accidentes geográficos habían ayudado a crear. Existían cientos de lenguas diferentes entre estos pueblos originarios, y aún existen, y la mayoría de ellos tenía sus propias creencias religiosas, aunque con el tiempo muchos de estos pueblos se vieron forzados a seguir las prácticas y enseñanzas del islam o el cristianismo.

La justicia climática y el refugio climático han protagonizado una nueva edición de los encuentros de ‘Terraza Europa’. Para la ocasión, se contó con la participación del Director General de Casa África, José Segura, y la eurodiputada Mónica Silvana, del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo. El foro, organizado en colaboración con la asociación juvenil Puerta de África, se ha desarrollado alrededor de la construcción de soluciones, desde las instituciones y los movimientos sociales, para reducir el impacto del cambio climático y sus consecuencias sociales en África.